Hola a todos los visitante de este Blog, mi nombre es Cruz M., T.S.U en Electrónica, residenciado en Turmero estado Aragua - Venezuela y me gustaria compartir mis experiencias en la reparación de aparatos electrónicos, así como también algunas teorías en electrónica muy importantes que debemos siempre tomar en cuenta.

Entre las reparaciones puedo referir a temas tales como Televisores a Color, Dvd, PlayStation, Computadoras Automotrices; en fin todo lo relacionado al mundo de las reparaciones y del Servicio Técnico Electrónico.

Espero contar con sus comentarios y apoyo técnico necesario. Gracias...!!!

viernes, 20 de mayo de 2016

Teoría del horno de microondas

Principios de Operación

  Un típico horno de microondas utiliza entre 500 y 1000 W de energía de microondas a 2,45 GHz para calentar la comida. Este calentamiento es causado principalmente por la vibración de las moléculas de agua. Por tanto, los recipientes de plástico, vidrio o papel sólo se calientan por están en contacto con la comida caliente. Esos materiales absorben directamente poca de energía.


¿Porqué 2,45 GHz? Las moléculas de agua no son resonantes en esta frecuencia. Una amplia gama de frecuencias de trabajo pueden calentar el agua de manera eficiente. La elección de la frecuencia de 2,45 GHz tiene una serie de razones, entre ellas no interferir con las frecuencias asignaciones del espectro electromagnético (comunicaciones y otras) y de conveniencia en la aplicación. Además, la longitud de onda da resultados razonables de penetración de las microondas en los alimentos.

Dado que las paredes de cavidad de la cámara del horno reflejan las microondas, casi toda la energía generada por el horno es usada para calentar los alimentos y la velocidad de calentamiento, por tanto, sólo depende de la potencia disponible y la cantidad de alimento que se está cocinado. Sin tomar en cuenta las pérdidas por convección, el tiempo para calentar los alimentos es aproximadamente proporcional a su peso. Así pues, a dos tazas de agua le tomaran dos veces más tiempo para llevar a ebullición, que una sola.

El calentamiento no es (como popularmente se cree) de adentro hacia afuera. La profundidad de penetración de la energía de microondas solo alcanza unos pocos centímetros. Sin embargo, a diferencia de un horno convencional donde se aplica el calor al exterior de los alimentos, las microondas que penetran unos pocos cm y generan el calor dentro del alimento.

Un efecto muy real que puede ocurrir con líquidos es el sobrecalentamiento. Es posible calentar un líquido como el agua pura que por encima de su punto de ebullición si que se formen burbujas. Ese líquido súper calentado puede hervir de repente y con violencia si se retira del horno, con consecuencias peligrosas. 

Esto puede tener lugar en un horno de microondas ya que el calentamiento es relativamente uniforme en todo el líquido. En una hornilla, el calor llega desde la parte inferior y habrá tiempo de ver las pequeñas burbujas en el fondo mucho antes de que el volumen total de liquido alcance el punto de ebullición.

La mayoría de los objetos de metal deben ser excluidos de un horno de microondas, especialmente si tienen bordes filosos (zonas de alto gradiente de campo eléctrico) que puede generar chispas o arcos, que como mínimo es un riesgo de incendio. Algunos microondas tienen estantes de metal con esquinas bien redondeadas.

Un horno de microondas nunca debe ser activado sin nada dentro. Si no tiene una carga que absorba las microondas generadas, toda la energía rebota dentro y una gran cantidad se refleja de vuelta a la fuente. Esto puede causar costosos daños al magnetrón y otros componentes.





Autor y Copyright
Autor: Samuel M. Goldwasser
Para información de contacto, ver FAQ Sci.Electronics
Copyright © 1994-2009
Traducido al Español para
www.ComunidadElectronicos.com
All Rights Reserved
- Reservados todos los derechos
Se permite la reproducción de este documento en forma total o parcial, si se cumplen las siguientes condiciones:
1. Se incluya este aviso (Autor y Copyright) en su totalidad
2. No se cobre ningún cargo, excepto para cubrir los costos de copia.